Profesores y apoderados: La importancia de generar una buena comunicación
Revisa nuestras redes sociales

Profesores y apoderados: La importancia de generar una buena comunicación

Escolares

Profesores y apoderados: La importancia de generar una buena comunicación

Sabemos que la familia es el primer agente socializador de un niño o niña. Y con mis años de experiencia como docente, puedo observar cómo se marca de manera clara todo lo que los padres enseñan en la casa. Si tenemos normas claras de respeto en el hogar, tendremos niños respetuosos en la sala de clases. Si tenemos niños que saben de modales, en el colegio podremos observar niños con normas establecidas y sin problemas de normalización en el proceso de ingreso al colegio.

Si por el contrario, en el hogar no tenemos normas ni conocemos lo que es el respeto o los valores, esto se verá reflejado al cien por ciento en la sala de clase, y el proceso de adaptación se verá interrumpido e incluso será más difícil incorporar al niño en este nuevo ritmo de vida. De aquí nace la pregunta: ¿Estamos conectados con los profesores de nuestros hijos? ¿Nos preocupamos de preguntar si el niño está bien, si tiene alguna dificultad en el área social, de aprendizaje o en el área emocional?

Muchas veces nos encontramos con apoderados que al llamarlos por teléfono o a citaciones, lo primero que dicen es: “¿y que hizo mi hijo/a ahora?”. Es más, se extrañan cuando uno cita para conversar acerca de los logros, para saber si ellos se sienten bien en el colegio o incluso para saber si todo en casa está bien. El mal concepto de “citación al apoderado” tiene que ver con que no se da un buen uso a este tipo de entrevistas profesor – apoderado y generalmente se utiliza para problemas en el aula.

Pero debemos dar vuelta este concepto a uno más abierto y amigable, una citación al apoderado, tiene que ver con que los profesores necesitamos ir continuamente hablando con los padres ya que son ellos los que están en casa el resto del día. Si el niño se enfermó, si tuvo algún problema, etc. No significa querer inmiscuir en detalles familiares o de otro tipo pero si su hijo está más de siete horas en el colegio, la única manera de poder acompañar su proceso de enseñanza – aprendizaje es teniendo una relación estrecha con el profesor.

Muchas veces los niños en casa son más introvertidos y por el contrario en el colegio tienen personalidades totalmente distintas o viceversa¿Se han puesto a pensar como es su hijo en la sala de clases o en el colegio? Un ejercicio tan simple como este nos puede dar una percepción y así poder entender qué le sucede  a sus hijos, muchas veces para bien o para mal, ellos irán demostrando en el colegio como se sienten en este nuevo proceso y a su vez, en el hogar pasará exactamente lo mismo.

Cómo generar buena comunicación con el profesor de mi hijo

A continuación comparto algunas recomendaciones para tener en cuenta a la hora de tener hijos en etapa escolar:

Tienes que leer esto:  Convivencia escolar
  • Conocer al profesor a cargo de sus hijos, saber su nombre y en lo posible algún número de contacto o por el contrario saber el número de teléfono del colegio, donde podemos contactarlos en caso de emergencia o de requerir alguna entrevista personal y que no necesariamente debe ser problemas disciplinarios o de notas.
  • Las redes sociales últimamente se han convertido en un aliado a la hora de tener contacto con el profesor del colegio, muchos profesores son parte de grupos de curso donde dan información relevante (no personal), pero tampoco debemos abusar, a menos que el profesor lo indique, el teléfono no puede reemplazar por ningún motivo una visita al colegio. Cada 15 días como mínimo, poder tener una entrevista con el profesor haría que el proceso fuera siendo más fácil para los niños y para ustedes como padres y/o apoderados.
  • Todos los días son nuevas experiencias en la sala de clases, todos los días los niños se sienten de diferentes maneras y esto es exclusivamente un efecto de lo que a ellos los rodea en el colegio, con sus amigos y profesores. Si un niño peleó con su mamá antes de salir de la casa, tendremos de seguro un niño muy enojado y poco participativo en clases o por el contrario si tuvo problemas con sus amigos, se reflejará en la sala de clases o al llegar a casa. Por estas razones es que debemos confiar en quien esté al cuidado de nuestros niños. Una buena comunicación es fundamental a la hora de tener a sus hijos en etapa escolar. Si está en Enseñanza Media con mayor razón debido a que el factor adolescencia juega un papel muy importante también en el desarrollo de los hijos.
  • Saber cuál es el rol de cada uno en la etapa de enseñanza es fundamental a la hora de relacionarse con los profesores. Cuantas veces los niños han dicho en casa que les cae mal un profesor y en vez de buscar las razones o de explicarle que las normas en el colegio deben ser así, les dicen que no le hagan caso al profesor o que da lo mismo lo que les diga. Es primordial entonces que desde pequeños los niños sepan y valoren lo que los profesores son en su vida y desarrollo los primeros años de vida y a lo largo de ella. Son los profesores los que comparten día a día sus nuevas experiencias, alegrías y tristezas. Son los profesores los que consuelan y dan ánimo a los niños cuando se sienten mal, si se sienten enfermos, son los profesores los que les brindan el primer cuidado para luego recurrir a sus padres. Muchas veces, cuando falta algún material por ejemplo, son los profesores los que ayudan de una u otra manera para que ese niño pueda trabajar en clases.
  • Otro punto importante es utilizar la libreta de comunicaciones. Hoy en día casi todos los colegios cuentan con sistemas más modernos de contacto con sus apoderados, como correos electrónicos, webclass, intranet, etc. Pero ¿y si no contamos con Internet? Volver al uso de las comunicaciones es una ayuda fundamental en el contacto con el profesor, es un modo rápido y de acceso para todos. Una comunicación simple basta para poner al día de algún suceso relevante de última hora, una inquietud o para solicitar una entrevista a la semana. Por otra parte, es importante si recurrimos a este medio, revisar constantemente y firmar las comunicaciones ya que es la única manera de saber si fue leído o no.
  • Revisar diariamente los cuadernos. Ya sean grandes o pequeños, no es malo ir chequeando las actividades del día. Hacer esta revisión junto a los niños también es de ayuda y les permitirá ir viendo y preguntando sobre lo aprendido en clase. Así ellos mismos van haciendo un leve repaso de lo que les gusta o lo que más les cuesta. Independiente que podamos o no apoyarlos en algún contenido, es importante que ellos vean lo comprometidos que están con sus estudios. Demostrémosles que a través del estudio ellos podrán ser personas de bien, de valores y de educación que el día de mañana será de gran importancia  para su desarrollo profesional.
  • Nunca desautorizar a un profesor delante del niño. Esto es importante ya que, independiente de las diferencias que pueda haber entre padres y profesores, siempre debemos llegar a un acuerdo ante los temas que son relevantes en el colegio. Pero nunca podemos restar importancia a la labor que se realiza en la sala de clases y en el establecimiento. Si se escoge un colegio para la educación de los hijos, es porque sabemos las normas que este tiene y porque conocemos el tipo de trabajo que ahí se desarrolla. Si por ejemplo en el colegio no se permite el uso de teléfonos celulares (por el nivel de desconcentración que presenta hoy en día el uso de este en el colegio)  el profesor le informa que debe evitar traerlo y el apoderado insiste que debe llevarlo para estar conectado con el alumno, de inmediato damos una alerta a ese niño, de que las normas se pueden pasar de alto si el apoderado así lo dice o solicita. Por ende estaremos dando la señal de que las normas pueden ser pasadas por alto y que si el apoderado da el apoyo ante estas situaciones al niño, avalando su actitud, tendremos que lidiar con niños que no sepan el concepto de normas o de seguir un reglamento que debiera haber sido analizado previamente por sus padres para no caer en este tipo de situaciones.
  • Visitar frecuentemente al profesor. No espere a las reuniones de apoderados ni las citaciones en caso de emergencia. Es bueno estar presente en el colegio, independiente del trabajo  y de las distintas ocupaciones. Los niños ven que tan comprometidos están sus padres con el colegio y se sienten acompañados y apoyados. Es mucho mejor tener contacto con el profesor que encontrarse con sorpresas al final del semestre.

Los niños necesitan de su apoyo todo el tiempo. Nadie dijo que sería fácil este proceso y menos para ellos que están creciendo en un mundo que va muy rápido y que quizás no sea muy amigable en ocasiones para ellos.

Apoyo, comprensión y una muy buena y estrecha relación con los profesores de nuestros hijos, nos dará exitosos resultados en todo este nuevo proceso.

Lilibeth Illanes. Profesora.

Seguir leyendo
Publicidad
Esto también te podría interesar...
Click para comentar

Debes ingresar para poder escribir un comentario Ingresar

Más en Escolares

Subir
A %d blogueros les gusta esto: