Semana Mundial de la Lactancia Materna: Algunas verdades sobre la lactancia
Revisa nuestras redes sociales

Semana Mundial de la Lactancia Materna: Algunas verdades sobre la lactancia

Lactancia

Semana Mundial de la Lactancia Materna: Algunas verdades sobre la lactancia

La leche materna es el mejor alimento para el bebé. La OMS y la UNICEF recomiendan que los bebés sean alimentados exclusivamente con leche materna desde el nacimiento hasta los seis meses de edad, y con leche materna y alimentos complementarios hasta los dos años y más.

La leche materna promueve el desarrollo sensorial y cognitivo del bebé; la lactancia natural (siempre que sea posible) contribuye a la salud y al bienestar de la madre.

“Sosteniendo la Lactancia Materna Unidos” es el lema bajo el que se celebra, entre los días 1 y 7 de agosto esta semana, cuyo objetivo es fomentar la alimentación de los recién nacidos mediante esta forma, visibilizar la importancia de la lactancia materna a nivel mundial y ponerla sobre la mesa. Con el fin de apoyar a las mujeres que están en esta proceso y permitirles, tantos a niños como a sus madres, vivirla libremente y sin culpas, entendiendo que es lo mejor que pueden entregarle a los más pequeños.

La leche materna constituye una alimentación completa y fundamental para la salud y el desarrollo del recién nacido, especialmente en los primeros meses de vida. Según el informe, el 67 % de las mujeres elige la lactancia materna como primera opción para alimentar a su bebé.

Si bien la mayoría reconocen los beneficios de la lactancia materna, a menudo surgen problemas que les impiden a las madres, amamantar durante el tiempo recomendado:

-El principal motivo de abandono de la lactancia en la sensación de baja producción de leche (29%)

-La reincorporación al trabajo (17,6%)

-Problemas con el pecho (7,2%)

-Dolor al amamantar (6,5%)

Si la mitad de los recién nacidos se nutriesen sólo de leche materna hasta los seis meses, se podría salvar la vida a 823.000 niños y 20.000 mujeres cada año. El informe realizado en Europa asegura que se podrían ahorrar más de 300.000 millones de dólares anuales.

Tienes que leer esto:  No produzco leche materna suficiente

El informe revela además que de 194 naciones estudiadas, sólo 23 tienen tasas de lactancia exclusiva hasta los seis meses de más de un 60 %, y que sólo el 40 % de los niños de 24 semanas amamantan de forma exclusiva. También el estudio revela que la lactancia podría evitar hasta 20.000 casos de muertes por cáncer de mama.

En Chile, un 57% de los bebés menores de 6 meses que se atiende en el sector público de salud recibe lactancia materna exclusiva. Muchos de los factores que fomentan el abandono de la Lactancia, tiene que ver con mitos que prevalecen en el entorno de las madres.

Estas falsas creencias quitan a las madres la sensación de ser capaces de alimentar por sí mismas a sus hijos, las hacen dudar, sentirse insuficiente lo cual repercute en el corte del proceso de lactancia.

1.   Sobre la calidad: La leche materna es un tejido vivo que está en constante cambio, adecuándose a las necesidades y la edad de cada niño. SIEMPRE E es de buena calidad; incluso madres malnutridas son capaces de producir buena leche. Cada madre produce la leche que su cachorro necesita, no puede existir nada mejor.

2.   ¿Poca leche?: La gran mayoría de las mujeres son capaces de producir la cantidad de leche que necesita su guagua. La hipogalactia real (por causas fisiologicas) –aquella incapacidad de producir suficiente leche– es escasa . Se da en apenas 2 de cada 100 mujeres. Sucede que el pecho materno no es un recipiente lleno, es una llave que se abre cuando el bebe succiona, por lo tanto puede que no tengamos derrame o no tengamos el pecho con la sensación de “lleno” una vez que se instala la lactancia y estamos produciendo la necesaria de igual manera.

Tienes que leer esto:  Lactancia materna y Síndrome de Down: ¿Se puede?... ¡Sí, se puede!

3.   Requisitos mínimos: Se deben respetar ciertas cosas para que la producción de leche sea adecuada. Por un lado, que el agarre del bebé al pecho sea correcto asegura una buena transferencia de leche. Y por otro, se debe dar el pecho a libre demanda. Esto es, cada vez que el bebé lo pida, de día y de noche y hasta que suelte el pecho espontáneamente. De esta manera nos aseguramos mantener una producción d leche adecuada, que esta basada en la succión constante y en especial durante la noche.

4.   El poder de la succión: La producción de leche es proporcional al estímulo de succión. A mayor succión, mayor producción. Poner horarios sólo limita la succión, y por ende, la producción. La leche materna se digiere en una media de 48 minutos, no tiene sentido hacer esperar a una guagua para comer si ésta lo necesita. El llanto es una señal tardía de hambre, y provoca estrés en el bebé, lo que puede hacer más difícil el acople.

5.   ¿Instinto?: La lactancia es un proceso instintivo para el recién nacido, pero no así para la madre. Si bien hay instinto de por medio, la cultura juega un rol determinante. Las mujeres aprenden a dar pecho viendo a otras mujeres hacerlo. Y en nuestra cultura no vemos a otras mujeres amamantar. No tenemos referentes, crecemos escuchando historias de lactancias fracasadas, dolor, grietas, guaguas que no suben de peso, mujeres que no tienen leche. Nos sentimos cuestionadas si decidimos hacerlo y en algunos lugares se nos mira mal al amamantar. Tenemos un rol importante en el visibilizarla como normal, dar pecho con naturalidad deja un mensaje invisible que podría impactar positivamente a otras lactantes.

Tienes que leer esto:  Qué debes comer mientras das pecho a tu bebé

6.   Un derecho: En Chile, el recién nacido tiene derecho a alimentarse exclusivamente de leche materna, según los derechos del niño de la UNICEF, lo que fue ratificado por nuestro país en el año 1990. Claramente este es un derecho que poco nos ha importado, ya que día a día recién nacidos en maternidades de todo el país son separados de sus madres y alimentados con fórmulas maternizadas a través de mamaderas u otros métodos, representando una vulneración de sus derechos y muchas veces una dificultad en la lactancia e incluso un perjuicio en su salud.

7.   Calostro: El calostro es la leche para recién nacido, y es exactamente lo que la guagua necesita tanto en calidad como en cantidad. Es riquísimo en inmunidad,  además de ser altamente nutritivo. Oro líquido.

8.  El dolor y las grietas: NO son normales. Un buen agarre de la boca del bebé al pecho materno asegura una lactancia cómoda y sin dolor. La separación mamá guagua y la confusión de succión a través de la introducción de chupetes son una de las principales causas de este mal acople, aunque pueden haber otras relacionadas con la anatomía de la cavidad oral del bebé, mucho menos comunes.

 

*Fuente: Florencia Monje, Asesora de Lactancia

 

Equipo Supermadre

Seguir leyendo
Publicidad
Esto también te podría interesar...
Click para comentar

Debes ingresar para poder escribir un comentario Ingresar

Más en Lactancia

Subir
A %d blogueros les gusta esto: