Cuidado con el termómetro de mercurio: es un enemigo peligroso
Revisa nuestras redes sociales

Cuidado con el termómetro de mercurio: es un enemigo peligroso

Salud

Cuidado con el termómetro de mercurio: es un enemigo peligroso

El termómetro de mercurio está en muchos hogares, clínicas y hospitales. Se usa para medir la temperatura corporal y nos puede indicar si tenemos fiebre, hipotermia o temperatura normal.

Los termómetros con mercurio son los que en su interior tienen un líquido color plateado brillante y son el tipo de termómetro probablemente más usado del mundo.

¿Por qué debemos tener cuidado con los termómetros de mercurio? Si bien el mercurio es un elemento que está presente en muchas partes, la exposición a mercurio está asociada a problemas intrauterinos y en las primeras etapas de la vida.

termómetro de mercurio en la boca

La OMS y el termómetro de mercurio

La OMS tiene una campaña que busca eliminar los dispositivos que utilizan mercurio antes del 2020. Básicamente se refieren a 2 dispositivos:

  • Termómetros de mercurio.
  • Esfingomanómetros de mercurio (equipos de toma de presión manuales).

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud, el mercurio es una de las diez sustancias químicas que mayores problemas de salud tienen asociados.

Es una sustancia que permanece en el medio ambiente durante generaciones, produciendo problemas serios a la salud y problemas neurológicos a las personas expuestas.

Las diferencias entre la OMS y la Convención de Minamata

La Convención de Minamata autoriza a los países a seguir empleando mercurio en los dispositivos médicos de medición hasta 2030 en circunstancias especiales.

El objetivo de este acuerdo es proteger la salud humana y el medio ambiente de las liberaciones y emanaciones de mercurio producidas por el hombre.

¿Qué problemas causa el mercurio?

El mercurio aún en pequeñas cantidades es tóxico para el sistema nervioso, sistema inmune, aparato digestivo, pulmones, ojos y riñones.

¿Todo el mercurio es igual?

El mercurio que puede ingresar a nuestro cuerpo a través de los alimentos es el metilmercurio.

El metilmercurio es un compuesto orgánico que puede estar presente en pescados y mariscos contaminados.

Uno de los problemas es que este tipo de mercurio pasa por un proceso que se denomina bioamplificación, en el cual un pez pequeño que come plancton contaminado acumulará niveles aumentados de mercurio, el cual si es atacado y comido por un depredador, este acumulará el mercurio de cada una de sus presas.

Los peces que están en los peldaños más altos de la pirámide alimenticia son los que finalmente más mercurio acumularán.

Mientras más viejo y grande el pez, mayor cantidad de mercurio tendrá acumulado. Algunos de los peces que finalmente más mercurio tendrán, son:

  • Tiburones.
  • Pez espada.
  • Blanquillo.
Tienes que leer esto:  Elegir pediatra

El mercurio que contamina a los peces habitualmente proviene de faenas industriales, las cuales liberan sus desechos a ríos, lagos o directamente al mar en forma intencional o accidental.

El mercurio de los peces no se elimina mediante la cocción y se acumula lentamente en nuestros cuerpos. A medida esta acumulación se trata de niveles bajos pero prolongados en el tiempo.

¿Qué pasa con las vacunas?

Al contrario del metilmercurio que es el que ingerimos con los alimentos (y que es neurotóxico), el mercurio de las vacunas es etilmercurio, otro tipo de compuesto.

EL etilmercurio del timerosal de las vacunas, se elimina con facilidad del cuerpo humano y no se acumula. Es más, en menos de 10 días se elimina por completo.

A modo de comparación, un tarro de atún tiene más mercurio que el que contiene una vacuna con timerosal. Según un estudio realizado en latas de conserva:

Un tarro de atún de 185 gr puede llegar a tener 100 ug de metilmercurio, eso es 80 veces más de lo que tiene una vacuna como Fluarix (para la influenza, que tiene 1,25 ug de etilmercurio).

El timerosal se utiliza sólo en algunas vacunas de frascos multidosis y no se ha logrado demostrar que produzca daño a los seres humanos.

Tienes que leer esto:  Tres consejos para proteger los dientes de tus hijos

¿Debe preocuparme la cantidad de mercurio de las vacunas?

Los recién nacidos son los humanos que tienen mayor riesgo frente a la exposición de mercurio, la OMS establece que el límite aceptable de exposición acumulada a mercurio en los primeros seis meses de vida debe ser menor a 305 ug de mercurio.

Un niño de 6 meses que ha recibido todas sus vacunas, sólo ha estado expuesto a 75 ug de mercurio, muy por debajo del límite recomendado por la OMS (305) o la FDA (259).

¿De qué depende la toxicidad del mercurio?

La toxicidad del mercurio depende se su forma química, dosis y el tiempo de exposición.

Para el mercurio elemental el mayor riesgo es la inhalación de sus vapores.

Esta situación es frecuente en el ambiente minero. También es frecuente la intoxicación por el uso de mercurio en rituales de tipo cultural.

El mercurio orgánico (particularmente el metilmercurio), atraviesa la barrera hemato-encefálica y la placenta, acumulándose en los glóbulos rojos y el cerebro.

Debes saber que el mercurio puro es corrosivo, puede dañar los ojos y la piel por contacto directo.

¿Qué pasa con el mercurio de los termómetros?

El mercurio que está dentro de un termómetro o un equipo de toma de presión no causa problemas normalmente, a no ser que se rompa y se libere el mercurio al ambiente.

Es muy frecuente que los termómetros se rompan, con el consiguiente riesgo para la salud.

Un termómetro tiene unos 0,6 gramos de mercurio en su interior, el cual libera gases de mercurio. Estos gases son tóxicos para los humanos y animales.

Tienes que leer esto:  En cada beso transmites 80 millones de bacterias

¿Cómo limpiar el mercurio que se derramó?

Si tienes un termómetro y se rompió, hay ciertas medidas que debes considerar:

  • Nunca usar la aspiradora para limpiar, contaminarás toda tu casa.
  • No barrer el mercurio, sólo lo convertirás en esferas pequeñas más difíciles de limpiar.
  • Nunca eliminar el mercurio por el desague, contaminarás el agua.

Si el mercurio no se elimina rápidamente, sus vapores afectarán a los habitantes de la casa. Debes eliminarlo rápidamente y ventilar.

El objetivo de este acuerdo es proteger la salud humana y el medio ambiente de las liberaciones y emanaciones de mercurio producidas por el hombre.

0

Esa bolsa debe ser eliminada por alguna empresa dedicada al manejo de este tipo de sustancias, por lo cual no debes eliminar el mercurio en la basura.

Otra manera de solucionar este accidente es comunicándose con bomberos, los cuales cuentan con material especial para manejar materiales peligrosos y facilitar posteriormente su eliminación.

Síntomas de exposición al mercurio

Tras la inhalación, contacto o ingesta de algún compuesto de mercurio, pueden aparecer síntomas dentro de los cuales destacan:

  • Temblores
  • Insomnio
  • Pérdida de memoria
  • Efectos neuromusculares
  • Dolor de cabeza
  • Déficit cognitivo o motor

También se han descrito problemas renales asociados al efecto del mercurio, tales como la proteinuria o la insuficiencia renal.

Si aún usas termómetros de mercurio, te sugerimos cambiarlo por alguna otra alternativa como un térmometro infrarojo (puedes comprar uno aquí).

Equipo Supermadre

Seguir leyendo
Publicidad
Esto también te podría interesar...
Click para comentar

Debes ingresar para poder escribir un comentario Ingresar

Más en Salud

Subir
A %d blogueros les gusta esto: