La importancia de la primera comida del bebé
Revisa nuestras redes sociales

La importancia de la primera comida del bebé

Alimentación

La importancia de la primera comida del bebé

La primera comida del bebé se indica a los 6 meses de vida, esto porque aproximadamente a los 6 meses la mayoría de los lactantes tiene el desarrollo suficiente para poder recibir alimentos además de la leche materna.

La recomendación de la introducción a partir de los 6 meses por parte de la OMS es junto a la lactancia materna y en ningún caso la reemplaza.

Con frecuencia los primeros alimentos recibidos son de baja calidad nutricional, en cantidades pequeñas o poco frecuentes. Es por eso que es muy importante que la primera comida del bebé sea acorde a lo que su cuerpo necesita.

primera comida del bebé

¿Cuál debe ser la primera comida del bebé?

A los 6 meses, el bebé ya tiene un sistema digestivo lo suficientemente maduro como para poder digerir almidón, grasas y proteínas de una dieta no láctea.

Los lactantes pequeños expulsan los alimentos con la lengua, pero entre los 6 a 9 meses ya pueden mantener los alimentos en la boca con mayor facilidad

El mantener la lactancia materna es muy importante, porque aporta nutrientes de mejor calidad que la alimentación complementaria, así como factores protectores que sólo tiene la leche materna. Mantener la lactancia materna se asocia con menos riesgo de enfermedades agudas y crónicas, así como menor mortalidad.

La alimentación complementaria no sólo depende del tipo de alimento, sino que el cómo, cuándo, dónde y quién lo alimenta.

Recomendaciones para las primeras comidas

Algunas de las recomendaciones son que se estimule y se aliente a la ingesta de alimentos, para esto existen diferencias culturales importantes.

En el mundo occidental habitualmente utilizamos una cuchara pequeña.

En otras culturas se estila usar sólo una mano limpia para entregar los primeros alimentos de los bebés. Siempre se deben utilizar utensilios adecuados para su edad. Inicialmente se recomienda evitar tenedores o cucharas grandes.

Tienes que leer esto:  Dieta sin gluten - ¿El Gluten te hace mal?

Se recomienda que el niño o niña tengan su propio plato, para que así el cuidador pueda controlar y evaluar si el bebé está recibiendo suficiente comida. Esta recomendación nace a partir de ciertas culturas en las cuales la familia se alimenta desde un plato comunitario o recipiente en común.

Lactancia materna ¿antes o después?

No se ha logrado demostrar diferencia si se debe amamantar antes o después de las comidas, por lo que esta decisión dependerá de las preferencias de la madre y/o el bebé.

La preparación adecuada de los alimentos

La diarrea es una enfermedad frecuente entre los 6 a 12 meses de vida, una de las causas son las buenas prácticas de higiene en relación a la preparación y almacenamiento. Algunas formas de disminuir este riesgo es que los utensilios para alimentar al bebé deben ser muy bien lavaros.

Si vamos a utilizar las manos para manipular los alimentos en forma directa, estas deben ser lavadas previa a la manipulación de los alimentos.

Debemos evitar la contaminación al preparar alimentos, esto previere las enfermedades gastrointestinales. Los alimentos crudos y los cocidos debemos mantenerlos separados siempre, así como lavar los cuchillos y utensilios luego de manipular cada ingrediente crudo.

Tienes que leer esto:  Rico & Fácil: Torta de pera

Cuando estamos en un ambiente en el cual no podemos garantizar que la preparación esté exenta de riesgos, lo mejor es utilizar alimentos previamente preparados.

Un colado naturness viene sellado de fábrica y libre de gérmenes, esto debido a las características de su preparación. Son una excelente alternativa para evitar enfermedades infecciosas debido a la mala preparación o contaminación.

Por ejemplo en un paseo al aire libre, un picnic o un viaje a un lugar en el cual no podemos garantizar condiciones óptimas de preparación debemos evitar preparar los alimentos en dicho lugar.

Para esos casos es mucho mejor utilizar comida envasada y preparada especialmente para las necesidades de esta etapa de la vida.

Los primeros alimentos

Al inicio de los 6 meses, los lactantes pueden comer semisólidos en forma de puré con mucha facilidad, a los 8 meses ya pueden comer algunos alimentos directamente manipulándolos con sus manos. A los 12 meses, la mayoría de los niños puede comer los alimentos que come el resto de su familia.

Siempre debemos evitar los alimentos que están relacionados a riesgo de asfixia, por ejemplo frutos secos o maní entero.

Los primeros alimentos deben ser lo suficientemente espesos como para mantenerse en una cuchara, posteriormente sobre los 8 meses, pueden ir aumentando en consistencia y tener pequeños trozos blandos.

Es importante que vayamos agregando paulatinamente nuevos sabores, texturas y colores a la alimentación, para que posteriormente la alimentación pueda tener mayor variedad de ingredientes. Esto será de gran ayuda para mantener una alimentación satisfactoria y balanceada.

Equipo Supermadre

Click para comentar

Debes ingresar para poder escribir un comentario Ingresar

Más en Alimentación

Subir
A %d blogueros les gusta esto: