Revisa nuestras redes sociales

El precio de un riñón humano en el mercado negro

Salud

El precio de un riñón humano en el mercado negro

 

Todo en la vida tiene un precio, incluso existe el precio de un riñón, por el cual muchos estarían dispuestos a pagar grandes sumas de dinero.

El riñón es el filtro del cuerpo, es capaz de filtrar cerca de 180 litros de agua por día, separando las cosas buenas y eliminando las toxinas y algunas sustancias que en exceso nos podrían producir problemas.

precio de un riñón

Un humano normal nace con dos riñones (2), afortunadamente si uno de ellos resulta dañado, podemos tener una vida normal con el otro que nos queda, pero si ambos fallan nuestro cuerpo estará en serios problemas, pudiendo morir en algunas semanas si no se hace algo para evitarlo.

 

En Chile hay más de 17.000 personas que están en diálisis por problemas renales, mas de 1.000 de ellos están en lista de espera para trasplante, muchos esperarán largos años hasta tener dicha posibilidad, pero también hay muchos que ni siquiera podrán recibir un órgano pese a cumplir todos los requisitos necesarios para obtener un riñón.

hemodialisis

En Estados Unidos la cifra es aún mayor, hay casi 1.000.000 de personas con enfermedad renal cónica en etapa terminal, es decir que requieren de diálisis para poder sobrevivir hasta encontrar un donante renal. Las personas que reciben un trasplante pueden llevar una vida muy parecida a la normal y su calidad de vida es mucho mejor que la que tienen las personas que están en diálisis. La tecnología para la cirugía y fármacos anti rechazo han llegado a tal punto que uno de los pocos requisitos entre donante y receptor es la compatibilidad entre grupo de sangre. Si consideramos que cada persona tiene 2 riñones y que puede vivir una vida normal con sólo 1 de ellos, la oferta de potenciales donantes es enorme.

Más de 5.000 personas mueren cada año en Estados Unidos esperando un trasplante, su lista de espera es de aproximadamente 3 a 5 años, pero los potenciales donantes son varios millones de personas. Mientras tanto los enfermos esperan conectándose varias veces a la semana a una máquina de diálisis que les permite prolongar su vida. El costo anual en USA por cada paciente en diálisis es aproximadamente U$75.000 (unos 45 millones de pesos chilenos), la cirugía de trasplante “se paga sola” en 1 a 3 años, es decir todo lo que se gasta en la cirugía de trasplante se recupera rápidamente al sacar al paciente de diálisis.

¿Por qué muere tanta gente esperando un trasplante?

La respuesta es bastante obvia: no hay suficientes donantes (donante vivo o donante cadaver) para poder suplir la demanda que hay de órganos.

A excepción de países como Irán, en prácticamente todo el mundo la gente no va voluntariamente al quirófano a donar sus riñones, tampoco están dispuestos a regalar los órganos de sus seres queridos que fallecen. Es una realidad en todo el mundo (incluyendo a Chile y el resto de Sudamérica).

Los economistas desde hace mucho tiempo han sugerido que la escasez de riñones tiene solución: Si necesitas más órganos para trasplantar, deberías comenzar a pagarle a la gente para que los entregue. Si ofreces el precio adecuado, la gente hará fila para vender sus órganos.

Tienes que leer esto:  De Indonesia con amor: los beneficios de la Leche Virginal de benjui

El argumento de los economistas tiene detractores que argumentan que crear un libre mercado para órganos de donante vivo es inmoral. ¿Les gustaría vivir en un mundo donde los pobres venden sus órganos a los ricos?

Es un tema complejo que no tiene una solución conocida, intentar solucionar la escasez de algunos órganos mediante la compra y venta no significa que sea un mercado justo, o que vaya a solucionar el problema.

Tal vez la solución esté en manos de los gobiernos, los cuales podrían salvar miles de vidas comprando y pagando por los riñones necesarios, eso si es que centralizan el mercado en un organismo central, sin permitir el libre mercado.

La magnitud del problema detrás de las listas de espera

La diálisis es un procedimiento complejo pero totalmente necesario para las personas que tienen falla renal terminal, la gran mayoría de ellos deben conectarse tres veces por semana durante varias horas (3 a 5 normalmente) durante el resto de su vida. Hay otras formas de diálisis, como la diálisis peritoneal, pero es un pequeño grupo de pacientes que utiliza dicho método.

La máquina de diálisis imita el funcionamiento del riñón, limpiando toxinas y filtrando agua, haciendo pasar la sangre en forma continua a través de la máquina durante el período en que el paciente está conectado. Nuestros riñones hacen ese trabajo las 24 horas del día, los 7 días de la semana.

La diálisis permite que los pacientes puedan tener la posibilidad de vivir mientras esperan un nuevo órgano, pero muchos de ellos están muy enfermos o muy viejos para recibir un nuevo órgano, por lo que no son candidatos a trasplante y deberán someterse al procedimiento toda su vida.

En promedio, un enfermo que recibe un órgano trasplantado, vivirá en promedio 10 o 15 años más que una persona que se dializa y nunca recibe un trasplante. Es por eso que muchos enfermos esperan ansiosos a que llegue el día en que puedan recibir una nueva oportunidad de vivir sin necesidad de las máquinas.

A medida que pasan los años, cada vez hay más personas que esperan un trasplante, pero lamentablemente el número de trasplantes no aumenta tanto como el número de enfermos que lo requieren.

lista de espera de trasplante renal

Pacientes en lista de espera vs cirugías realizadas al año en USA.

El problema es a nivel mundial, no hay suficientes donantes (vivos o cadáver) para la cantidad de enfermos, el número de personas que mueren cada año en lista de espera crece y crece cada vez más.

¿De dónde vienen los riñones hoy en día?

Los riñones vienen de cadáveres o de donantes vivos, hay grandes diferencias, por ejemplo en USA los donantes son principalmente cadáveres (pero hay cada vez más donantes vivos). Países como Irán tienen en su gran mayoría órganos que vienen de donantes vivos y otros como Irlanda tienen en su gran mayoría donaciones de cadáveres. Los esfuerzos de muchos países están en aumentar las donaciones de órganos, realizando cambios en las leyes para facilitar el proceso.

Países como Chile o España tienen leyes de donación universal de órganos (por defecto todos son donantes a no ser que manifiesten lo contrario), pero pese a eso la donación es escasa. Hay muchas causas que juegan en contra de la donación y la cultural es una de ellas, a los latinos no les gusta donar los órganos de sus seres queridos. Sea cual sea la realidad de los países, no existe ninguna campaña de donación que haya sido exitosa en eliminar las listas de espera.

Tienes que leer esto:  Red chilena de Salud Mental Perinatal: un espacio de información para todas

¿Quién paga la cuenta?

Como mencionábamos anteriormente, un paciente en USA gasta aproximadamente U$75.000 al año en tratamiento de diálisis, un trasplante tiene un valor aproximado de U$105.000 y es una cirugía relativamente segura para el donante. En menos de 2 años se paga el valor de la cirugía.

¿Hay algo malo en vender riñones?

La idea de la compra y venta de riñones existe desde el momento en que se realizó el primer trasplante, pero hay conflictos morales de por medio, un eventual mercado de órganos tiene algunos puntos a considerar:

1. Los riñones estarían distribuidos en relación a la disposición a pagar, es por eso que los ricos podrían comprar órganos y los pobres no podrían hacerlo.

2. Si el precio de los órganos es caro, habría un incentivo para robar órganos (raptar gente, sacarle los órganos y luego venderlos). Se crearían mafias dedicadas a forzar a la gente a vender sus órganos, peor aún, habrían mafias dedicadas a sacarlos por la fuerza.

3. El sistema podría explotar a los pobres, ofreciendo dinero fácil a cambio de sus órganos. Si bien la cirugía es relativamente segura, no está exenta de riesgos. ¿Los pacientes tendrían que firmar un consentimiento en el que libremente aceptan a que les saquen sus órganos?

Hoy en día las leyes de prácticamente todo el mundo prohiben recibir dinero a cambio de la donación de riñones, por lo que la venta de órganos por Internet sería algo mas bien excepcional. Aunque de todas formas hay países en los cuales se pueden realizar cosas de dudosa legalidad, por lo que aún así existiría un mercado de órganos (del cual no se saben datos certeros ni oficiales).

Un libre mercado de órganos está reñido con la legalidad de muchos países, así como también con la moralidad y creencias. Pese a esto, siempre habrá gente dispuesta a pagar altos precios a cambio de su salud, así como también habrán personas con serias necesidades económicas que estarían dispuestos a una salida fácil a sus problemas de dinero.

Supongamos que estamos de acuerdo a la venta libre. ¿Cuál sería la mejor forma de hacerlo?

Que el gobierno me pague el precio de un riñón

¿Dejamos que el gobierno maneje los precios de los órganos? Se podría establecer que la única forma de vender un riñon sea al estado (o una organización que el estado decida como encargada del tema), pagar un precio por cada órgano recibido, para luego entregarlo (trasplantarlo) a la persona que lo necesita, considerando que al país le conviene más pagar por la cirugía que mantener a los pacientes conectados a las máquinas.

Dicho sistema eliminaría la inequidad, es decir, permitiría que todos pudiesen acceder a un riñon independiente de su poder adquisitivo, es decir, eliminaríamos la posibilidad del libre mercado, las mafias y el mercado negro. Se realizarían “cosechas de órganos” de acuerdo a la necesidad del país, disminuirían las listas de espera y el número de pacientes en diálisis.

Tienes que leer esto:  Todo lo que tienes que saber de la lepra - Primer caso de lepra en Chile

Nadie podría llegar a la oficina del gobierno a “negociar con una bolsa de riñones”, pero para eso habría que ofrecer una suma de dinero “atractiva” para que se presenten donantes a ofrecer sus órganos. ¿Cuál sería el precio de un riñón? ¿Cuál sería un precio justo?

Para hablar de un precio justo para tanto riesgo, habría que establecer un precio que compense el beneficio que se le está haciendo a la sociedad. En un estudio realizado por Gary Becker and Julio Elias se estableció que un precio adecuado (teórico) en el libre mercado sería en torno a los U$15.000, pero para algunos se trataría de un precio injusto, otras publicaciones hablan que un precio justo sería en torno a los U$50.000.

Probablemente por U$50.000 muchas personas estén dispuestas a vender un riñón ¿Cuál sería el precio de un riñón humano para ti si estuvieses dispuesto a venderlo?

El mercado negro

mercado negro

En relación al tráfico de órganos y el mercado negro poco se sabe. Si bien es una práctica que existe, no hay datos que establezcan cuántos trasplantes en el mundo se realizan por esta vía, aunque la OMS estima que 1 de cada 10 órganos trasplantado en el mundo sería por tráfico de órganos. Como tráfico de órganos no sólo nos referimos a órganos robados (realidad que está documentada que existe en algunos países del tercer mundo), también incluimos dentro del tráfico de órganos a personas que ofrecen sus órganos para ser extraídos a cambio de dinero.

Si bien avisos del tipo “vendo riñón” abundan en la web, muchos de ellos intentan estafar a familias y enfermos desesperados, por lo que no se sabe la magnitud del problema. Se sabe que en países como Pakistán, Yemen o India se pueden comprar y vender órganos, también se sabe que en Israel hace menos de 20 años habían verdaderos “corredores de órganos” que se dedicaban a ser intermediarios entre donantes y receptores a cambio de dinero. Un cineasta israelí (Nick Rosen) vendió uno de sus riñones en U$20.000 y grabó todo en un documental.

Se sabe que en India hay maridos que ofrecen los órganos de sus esposas, así como también se sabe de “turismo de donantes”, personas de países desarrollados que viajan a otros países para recibir órganos. Se dice que por cerca de U$45.000 puedes recibir un riñon en Pakistán en hospitales privados, el donante recibe unos U$3.000 (menos de 2 millones de pesos chilenos).

En todo el mundo (incluido Chile) se sabe de enfermos renales en diálisis que “viajaron fuera del país” y que nunca requirieron nuevamente diálisis, claramente lo de ellos no fue una cura milagrosa.

¿Comprarías un órgano para un hijo que lo necesita? ¿Estarías dispuesta a vender un órgano y así salir de tus deudas?

Equipo Supermadre

Seguir leyendo
Publicidad
Esto también te podría interesar...
474 Comentarios

474 Comentarios

Debes ingresar para poder escribir un comentario Ingresar

Más en Salud

Subir
A %d blogueros les gusta esto: