Estimulación Temprana: actividades entre los 7 y 9 meses
Revisa nuestras redes sociales

Estimulación Temprana: actividades entre los 7 y 9 meses

Bebés

Estimulación Temprana: actividades entre los 7 y 9 meses

En las semanas anteriores hemos estado revisando lo que es la Estimulación Temprana, y algunas actividades que se pueden realizar para potenciar el desarrollo psicomotor de nuestros bebés. Y he recibido algunas preguntas sobre qué es exactamente el Desarrollo Psicomotor. Por esto, se los explico a continuación:
 

¿Qué es el Desarrollo Psicomotor? (DSM)

El DSM es un proceso evolutivo, multidimensional e integral, en donde nuestros bebés van adquiriendo diversas habilidades de forma progresiva; este proceso depende de la maduración del Sistema Nervioso Central (SNC) y de la relación del bebé con su entorno.
El objetivo principal del DSM es la adquisición de habilidades y respuestas, cada vez más complejas, que permiten al bebé (y futuro niño) obtener su independencia y capacidades para poder interactuar de forma segura con el mundo que los rodea.
El DSM va definiendo sus etapas en los Hitos del Desarrollo, que son las habilidades que el niño va adquiriendo en cada etapa para así ir avanzando a la siguiente. Como dijimos el DSM es un proceso, por tanto estos hitos no son aislados, sino que se relacionan entre sí.
Es importante considerar que los Hitos del Desarrollo no se logran en determinado momento, sino que se alcanzan y consolidan durante un periodo de tiempo, por esto no existe una edad única sino rangos de tiempo en la que la mayoría de los niños logran adquirir un hito específico, un ejemplo en donde se suelen llegar a comparaciones entre los niños, es la adquisición de la marcha, la gente espera que sea a los 12 meses, sin embargo, es totalmente normal que nuestros niños logren la marcha entre los 12 y 18 meses.
 

Los hitos que se esperan entre los 7 y 9 meses 

  1. En este trimestre nuestra guagua está llena de energía y capaz de hacer cosas que hace unas semanas sonaban impensables, esto se debe a que su desarrollo físico, comunicativo e intelectual avanza a gran velocidad.
  2. Realizan muchos gestos y movimientos por sí mismos, empezando el descubrimiento de su entorno por ellos mismos, la gran mayoría de los bebés en este trimestre se mantienen sentados sin caerse.
  3. Desarrollo social y emocional. A esta edad las guaguas esperan que les hablemos y que nos comuniquemos con ellos, es por esto que es importante mantener un diálogo constante con ellos, hacemos más intensa y cariñosa nuestra relación, estimulando el desarrollo del lenguaje.
  4. Les encanta imitar los gestos y se divierten con nuestras muecas y aplausos. Comienzan a mandar besos y a disfrutar haciéndolo, la comunicación es su gran pasión.
  5. Comprenden el “No” y son capaces de reaccionar a nuestros enojo, o cuando levantamos la voz molestos. Así también se alegran mucho de vernos y de que les hablemos en tonos dulces o cantemos canciones infantiles.
  6. Desarrollo cognitivo y verbal. Su forma de comunicarse es con sonidos, balbuceos y expresiones corporales, que han aprendido de nosotros. Aman las nuevas experiencias, tocan todo lo que se les cruza y se lo llevan todo a la boca. Es importante considerar que en este periodo nuestras guaguas se comienzan a preparar para el gateo, por lo que comienzan a conocer cada rincón de nuestro hogar y de su entorno.
  7. Comienzan el desarrollo de sílabas sencillas como “ma”, “da”, “pa”, “ta” etc.
  8. Desarrollo físico y motriz. Comienzan a aparecer los primeros dientes, lo que produce babeo y en algunos casos molestias en sus encías.
  9. La atención por sus juguetes dura poco. Es importante tener un entorno preparado con juguetes que sean de su interés, y que le aporten algo para sus nuevas experiencias.
Tienes que leer esto:  Actividades de estimulación en casa para niños con Síndrome de Down
 
A modo de resumen, en el tercer trimestre nuestros bebés deberían haber alcanzado los siguientes hitos del desarrollo:
 

Características físicas y destrezas motoras 

  • La actividad de la vejiga y los intestinos se vuelve más regular, comienzan a tener horarios.
  • Pone las manos hacia adelante cuando la cabeza apunta hacia el suelo (reflejo del paracaídas) para protegerse de las caídas.
  • Comienza el proceso de gateo.
  • Se sienta por largos períodos de tiempo mientras desarrolla el juego.
  • Se impulsa solo hasta pararse.
  • Alcanza objetos mientras está sentado para poder explorarlos.
  • Golpea objetos entre sí, generalmente porque le llama la atención el sonido.
  • Puede agarrar objetos entre la punta del pulgar y el índice, pinza lateral.
  • Come solo con los dedos.
  • Lanza o sacude objetos.
Tienes que leer esto:  6 Beneficios de acariciar a tu bebé todos los días #AbrazoPampers

Destrezas sensoriales y cognitivas 

  • Balbucea como medio de comunicación.
  • Tiene ansiedad por la separación y puede aferrarse a sus padres.
  • Está desarrollando la percepción de profundidad.
  • Entiende que los objetos siguen existiendo aunque no se vean (constancia de los objetos), por eso les gusta el juego de “donde está?” “aquí está”.
  • Responde a órdenes sencillas, las relacionadas con el “si” y “no”.
  • Responde a su nombre.
  • Imita sonidos del lenguaje.
  • Practica juegos interactivos, como esconderse y luego aparecer súbitamente o juego infantil de palmaditas
  • Enséñale el “hola” y “adiós” con las manitos.

Alternativas de juego 

  • Tenle siempre libros de dibujos.
  • Proporcionales diferentes estímulos con personas nuevas y animales (ej. zoologico).
  • Estimula su vocabulario leyendo y nombrando personas y objetos en el ambiente.
  • Enséñale a conocer el calor y el frío a través del juego.
  • Entrégale juguetes grandes que se puedan empujar para que lo estimulen a caminar.
  • Canten canciones juntos.
  • Evita el uso de la televisión hasta la edad de 2 años.
Tienes que leer esto:  Displasia: Diez prácticas recomendaciones para padres con un bebé en tratamiento

Algunas actividades que puedes realizar para potenciar el desarrollo

  • Juega con marionetas para capturar su atención.
  • Coloca al bebé boca arriba y debajo de ella un sabanita para que puedas girarla y así aprenda a darse vuelta.
  • Juega con tu bebé en tus rodillas al caballito.
  • Tapa tu carita o la de tu guagua para que te encuentre y dile “¿donde esta?”.
  • Juega con diferentes juguetes que emitan música o instrumentos músicales (preferentemente de madera).
  • Esconde debajo de su trapito o tuto su juguete favorito para que lo descubra (permanencia del objeto).
  • Ayúdale con el gateo colocándolo boca abajo, y debajo de su cuerpito una toalla para darle más soporte cuando comience el gateo.
  • Crea sus juguetes con sonajeras o mordedores.
  • Dile que “No” cuando no quieras que haga algo y muévele la cabeza, esto le ayudará a entender el significado de esta palabra.
  • Fomenta el pregateo poniéndole juguetes a su alrededor para que se mueva hasta ellos.
  • Juega con burbujas de jabón para que las reviente o intente alcanzarlas.
  • Juega con papeles finos a romperlos juntos.
  • Siempre que estén con juguetes, luego guárdalos con tu bebé, ojalá cantando (podría ser el clásico: “A guardar a guardar, cada cosa en su lugar. Sin romper sin tirar, que mañana hay que volver, a jugar y guardar cada cosa en su lugar (bis)”.

Por: Javiera Carrasco Zapata. Terapeuta Ocupacional – Artista Kukui Chile

Click para comentar

Debes ingresar para poder escribir un comentario Ingresar

Más en Bebés

Subir
A %d blogueros les gusta esto: